22 de febrero de 2013

Weber Carl María von - Euryanthe (excerpts) - Jessye Norman, Staatskapelle Dresden - BERLIN CLASSICS


  Euryanthe, J 291/Op. 81 by Carl Maria von Weber
Performer:  Renate Krahmer (Soprano), Tom Krause (Baritone), Harald Neukirch (Tenor),
Jessye Norman (Soprano), Siegfried Vogel (Bass), Rita Hunter (Soprano),
Nicolai Gedda (Tenor)
Conductor:  Marek Janowski
Orchestra/Ensemble:  Dresden Staatskapelle,  Leipzig Radio Chorus
Period: Romantic
Written: 1822-1823; Dresden, Germany







20 de febrero de 2013

Giovanni B. Viotti - 6 Quatuors Concertants,Opus III - TALENT



Giovanni Battista Viotti, (Fontanetto Po, del Piamonte, 12 de mayo de 1755Londres, 3 de marzo de 1824) fue un violinista, compositor y pedagogo italiano.
Apreciado desde muy joven como violinista, fue acogido bajo la protección de los príncipes Dal Pozo della Cisterna que procuraron que estudiara con Antonio Celoniat.
En 1775 formó parte de la capilla de la Corte de Saboya dirigida por Giulio Pugnani. En 1780, éste último lo llevó en una gira de conciertos a Ginebra y Viena. Continuó viaje él solo hacía Dresde , Berlín (donde tocó para Federico II el Grande), Varsovia y San Petersburgo.
En 1782 de regreso en París obtuvo un gran éxito en el Concert Spirituel que le abrió la mayor parte de los círculos musicales. Fue nombrado solista de la Corte de Maria Antonieta, pero su actividad de concertista se redujo notablemente los años siguientes. Pasó entonces a dedicarse a la enseñanza, la composición y la organización de conciertos.
En 1788, metido a empresario teatral, viaja a Italia con objeto de contratar cantantes para la próxima apertura del Teatro de Monsieur, pero este tuvo una vida muy corta y pronto cerró sus puertas. Viotti, viaja entonces a Londres en 1792, donde reemprende sus conciertos. En 1794 es nombrado director artístico y posteriormente director de orquesta en el King’s Theatre. Cuatro años más tarde es expulsado de las islas acusado de jacobino, por lo que se instala en Alemania, cerca de Hamburgo. Revisado su caso, se le permitió regresar a Inglaterra, donde abandonó su carrera musical para dedicarse al negocio de vinos, pero fracasó y quebró rápidamente. Regresó a París donde fue director del Teatro Italiano y de la Ópera en 1819. Dos años después fue despedido y volvió a Londres donde murió en 1824.
Durante los 20 últimos años del siglo XVIII fue considerado como el mejor violinista de Europa. Como compositor fue un defensor de la tradición instrumental italiana de la época rococó, pero abierto al romanticismo. Sus conciertos están influenciados por Haydn.



15 de febrero de 2013

Albinoni Tomasso - Climene - Poulenard, Visse, Elwes, Ensamble Baroque de Nice - (Bezzina) - 2006



Escribió una cincuentena de óperas, de las cuales 28 se representaron en Venecia entre 1723 y 1740, pero actualmente es más conocido por su música instrumental, especialmente sus conciertos para oboe.
Su música instrumental atrajo la atención de Johann Sebastian Bach, quien escribió al menos dos fugas sobre temas de Albinoni y utilizó constantemente sus bajos como ejercicios de armonía para sus alumnos.
Parte de la obra de Albinoni se perdió durante el bombardeo de Dresde durante la Segunda Guerra Mundial, con la destrucción de la Biblioteca estatal de Dresde, así que se sabe poco de su vida y su música posterior a mediados de los años 1720.
Su fama se incrementó en gran medida con la publicación del conocido como Adagio de Albinoni, compuesto en 1945 por el musicólogoitalianoRemo Giazotto. Publicado por primera vez en 1958 por la editorial Casa Ricordi, el editor lanzó como argumento de venta que el autor se había basado en unos fragmentos de un movimiento lento de una sonata a trío para cuerdas y órgano de Tomaso Albinoni presumiblemente encontrados en las ruinas de la Biblioteca de Dresde tras los bombardeos de la ciudad acaecidos en la Segunda Guerra Mundial. La obra fue compuesta por Giazotto basándose supuestamente en el fragmento que pudo rescatar de la partitura original, en el que apenas se apreciaba el bajo continuo y seis compases de melodía. Sin embargo, una prueba seria de la existencia de tales fragmentos no ha sido nunca encontrada; por el contrario la «Staatsbibliothek Dresden» ha desmentido formalmente tenerlas en su colección de partituras.