30 de noviembre de 2012

Krommer Frantisek (1759/1831) - Complete Conciertos, Sinfonías & Cuartetos - CD 4 - Berg Orchestra - MATOUS




El compositor Franz Krommer escribió varias obras en donde consideró al clarinete, y dejó en su repertorio sonoro algunos conciertos que concibió para, en aquel entonces, el nuevo miembro de la orquesta.




25 de noviembre de 2012

Solere Antonio (1729-1783) - Quintetos para cuerdas y clavincémbalo N°1 & 2 - Antología Histórica de la Música Catalana - PD



Se le atribuyen algo más de 400 obras, de las que cabe destacar:
  • Más de 200 Sonatas para clave (en su mayoría descubiertas y editadas por Frederick Marvin, pianista estadounidense).
  • 6 Quintetos para cuarteto de cuerdas y órgano.
  • 6 conciertos para dos órganos.
  • 6 Conciertos para dos violines, viola y clave.
  • 9 Misas.
  • 25 Himnos religiosos.
  • 5 Requiem.
  • 60 Salmos.
  • 13 Magnificat.
  • 21 Obras para el servicio fúnebre.
  • 5 Motetes.
  • 12 Benedicamus.
  • 132 Villancicos.
Como teórico escribió un tratado sobre la armonía titulado: Llave de la modulación y antigüedades de la música. Es popularmente célebre su Fandango, un aire de la rítmica danza española.



20 de noviembre de 2012

Solère Pedro Étienne - Dieter Klöcker - Doppelkonzert; Klarinettenkonzert; Concerto Espagnol - Klöcker - ORFEO



Cuando tenía 1 año entró en la Escolanía de Montserrat, donde comenzó sus estudios de música y órgano, al igual que haría Fernando Sor. Ingresó como monje en la orden religiosa de San Jerónimo y se consagró como sacerdote en 1752, por lo que se le conoce como “el padre Soler”. Fue maestro de capilla en la catedral de Lérida y, más tarde, ocupó el cargo de organista y director del coro del monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde pasó a formar parte de su comunidad de jerónimos. Aquí enseñaba y actuaba como primer organista y componía la música para los oficios. Entre sus alumnos destacaba el Infante Gabriel de Borbón, hijo de Carlos III. El Infante era un estudiante muy capaz, de hecho varias de las sonatas para clave de Soler fueron compuestas expresamente para él.
Fue en El Escorial donde estudió con José de Nebra y Domenico Scarlatti. Este último era, por aquel entonces, compositor de la corte española e influenció ciertamente la obra de Soler; ya que se encuentran semejanzas significativas en las sonatas de ambos compositores. Ambos usaron saltos amplios, cruces repetidos de las manos y pasos escalares en tercias o en sextas. Aun así, hay diferencias estilísticas, como la predilección de Soler por el "bajo de Alberti", raramente empleado por Scarlatti. A su vez, este último usaba l’acciaccatura, técnica que no utilizaba el padre Soler.



17 de noviembre de 2012

Krommer Frantisek (1759/1831) - Complete Conciertos, Sinfonias & Cuartetos - CD 2 Berg-Orchestra - MATOUS




 
Desde los 14 hasta los 17 años Krommer-Kramar aprendió violín y órgano con su tío en Turan. Además él mismo enseñó teoría. Alrededor de 1777 fue organista en Turan y en 1785 se trasladó a Viena encontrando empleo en 1786 como violinista en la orquesta del duque de Styrum en Simontornya, Hungría. Dos años después fue promovido al cargo de director musical. Hacia fines de 1790 se convirtió en kapellmeister de la catedral de Pecs y después de 1793 ejerció como kapellmeister y compositor al servicio del duque Karolyi y luego del príncipe Antal Grassalkovich de Gyarak.

Tras retornar a Viena en 1795, Krommer enseñó composición antes de ser nombrado kapellmeister del duque Ignaz Fuchs en 1798. En 1806 intentó unirse a la Hofkapelle como violinista pero no lo logró. Alrededor de 1810 fue empleado como ballet-kapellmeister del Hoftheater de Viena. En 1815 fue nombrado kammertürhüter del emperador y como tal acompañó a Franz I a París y a Padua ese mismo año, mientras que a Verona, Milán y Venecia en 1816. Desde 1818 hasta su muerte sucedió a Leopold Kozeluch como el último director oficial de música de cámara y compositor de la corte de los emperadores Habsburgo.

Krommer fue uno de los más exitosos dentro de los muchos e influyentes compositores checos en Viena al término del siglo XVIII. Su producción comprendió más de 300 obras aunque solamente comenzó a publicarlas hacia el final de su vida. La reputación de Krommer queda demostrada por la rápida difusión de sus obras en reproducciones y arreglos de editores alemanes, daneses, franceses, ingleses, italianos y americanos. Asimismo lo demuestra su membresía honoraria del Instituto Filarmónico de Venecia, la Sociedad Filarmónica de Ljubljiana, el Musikverein de Innsbruck y los conservatorios de París, Milán y Viena.

Con la excepción de las obras para piano, el lieder y la ópera, Krommer cultivó todos los géneros musicales de su época. Era considerado junto a Haydn como el principal compositor de cuarteto de cuerdas y un serio rival de Beethoven. La perspectiva actual, sin embargo, coloca sus conciertos solistas para instrumentos de viento como su logro más personal.

En sus sinfonías, conciertos y música de cámara siguió el estilo de Haydn y Mozart, aún cuando sus modos de expresión se extendían desde el estilo galante al romanticismo temprano del siglo XVIII. Sus duetos para violín han probado ser uno de sus legados más duraderos y hasta fines del siglo XIX todavía se empleaban como piezas de instrucción para estudiantes. Sin embargo, sus conciertos para violín se han olvidado, así como su música de cámara con piano. Entretanto, sus danzas, marchas y composiciones para bandas poseen gran interés sobretodo cuando se les compara con los ejemplos similares de Beethoven.




16 de noviembre de 2012

Krommer Frantisek (1759/1831) - Complete Conciertos, Sinfonias & Cuartetos - CD 1 Berg-Orchestra - MATOUS

En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6O
En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6
En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6
En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6O
En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjaRyt

 Franz Krommer (Czech: František Vincenc Kramář) (November 27, 1759, Kamenice u Jihlavy – January 8, 1831, Vienna) was a Czech composer of classical music, whose seventy-year life began the year of the death of George Frideric Handel and ended a few years after that of Ludwig van Beethoven.

The main events of his life were somewhat as follows:
  • From 1773 to 1776, he studied violin and organ with his uncle, Antonín Mattias Kramár, in Turán. Here he became organist along with his uncle in 1777. In 1785 he returned to Vienna as violinist in the orchestra of the duke of Styria, now in Simontornya in Hungary.
  • In 1790 Krommer was named Maestro di Capella at the Cathedral of Pécs in Hungary. He returned again to Vienna in 1795, before becoming Maestro di Capella this time for Duke Ignaz Fuchs in 1798.
  • From 1813 (and from 1818, Kapellmeister, according to the HOASM biography) until his death in 1831, Krommer was the successor to Leopold Kozeluch in the position of court composer for the Imperial Court of Austria.
He may have been Kapellmeister as early as 1814.[1] (This article also shows or at least suggests that Beethoven's opinion towards such music of Krommer's as he heard was poor.)

En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6O
En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6O

En su larga vida,  Franz Krommer (1759-1831), nos legó una maravillosa muestra de talento clásico. Pues fue ese tipo de compositores que vivieron plenamente la edad ilustrada de la música. Aun cuando el volcán romántico le tocó en tiempo y espacio, no pretendió unirse a la revolución de las pasiones. Fue fiel a al estilo galante, depurado y lineal que heredó de los maestros del clasicismo.

Casi contemporáneo de Mozart, llegó a vivir más que Beethoven. Me explico las razones del olvido. Pero más allá de lo accidental que puede ser la fama y la trascendencia, siempre pensaré que escribió varios de los conciertos más bellos para clarinete. Sobre todo, el concierto para dos clarinetes y orquesta en si bemol mayor Op 35, una verdadera lección de música clásica, música abierta y finamente obrada por un artesano que merece mayor atención.


Leer más: http://serialismo.blogspot.com/2009/10/franz-krommer-250-anos-de-su-nacimiento.html#ixzz2COjqzl6O


14 de noviembre de 2012

Luchesi Andrea (1741- 1801) - Anteprima Mondiale - Orquesta Barroca de Cremona, Columbro - Live Recording - TACTUS -


Andrea Luca Luchesi (Motta di Livenza, 23 de mayo de 1741 - Bonn, 21 de marzo de 1801) fue un organista y compositor italiano de música sacra, clásica y ópera.
A los quince años de edad, Luchesi se traslada a Venecia, donde estudió con importantes músicos (como Baldassare Galuppi) y ocupó altos cargos como organista y compositor. Invitado en 1771 como director de música a la corte del Príncipe elector de Colonia en Bonn, fue designado Kapellmeister (Maestro de capilla) en 1774.
Fue un autor prolífico tanto en música instrumental (sonatas, conciertos, sinfonías) y sacra como de óperas (ópera bufa y ópera seria). Entre sus composiciones recordamos el Réquiem para los funerales solemnes del Duque de Montealegre, embajador de España en la República de Venecia, en 1771. Después de su muerte su música fue casi olvidada hasta su recuperación en los últimos años del siglo XX.


5 de noviembre de 2012

Bach J.S. - Unaccompanied - Cello Suites N°1, 2 & 5 - Performed on Double Bass (2000) (Edgar Meyer) - SONY -



Edgar Meyer (born November 24, 1960) is a prominent contemporary bassist and composer. His styles include classical, bluegrass, newgrass, and jazz. Meyer has worked as a session musician in Nashville, part of various chamber groups, a composer, and an arranger. His collaborators have spanned a wide range of musical styles and talents; among them are Joshua Bell, Yo-Yo Ma, Jerry Douglas, Béla Fleck, Zakir Hussain, Sam Bush, James Taylor, Chris Thile, Mike Marshall, Mark O'Connor, Alison Krauss, Mary Chapin Carpenter, and the trio Nickel Creek.
Meyer participates yearly in a bluegrass super group in Telluride, Colorado at their annual Bluegrass Festival known as the House Band. The band also consists of Meyer's contemporaries Sam Bush, Bela Fleck, Jerry Douglas, and Stuart Duncan


3 de noviembre de 2012

The Romantic Piano Conciertos VOL.2 - Medtner Nikolai - Piano Concierto N°2 & N°3 - BBC Scottish Shymphony Orchestra - HYPERION -



Joven contemporáneo de Sergei Rachmaninoff y Alexander Scriabin, escribió un gran número de composiciones en las que en todas ellas aparece el piano.
Su obra se compone de 14 sonatas para piano, 3 sonatas para violín, tres obras para dos pianos, muchas piezas para piano y 108 canciones, entre las que se incluyen dos obras para vocalise. Sus 38 piezas para piano, que denominó de forma particular Skazki (cuentos o cuentos de hadas), constituyen su obra más original y un preludio de sus sonatas.