13 de enero de 2012

I -por Roberto Row


La inmensa curiosidad de la muerte, llevó a un anciano a gatillar el arma frente a su cabeza.
La bala garabateó.
Estuvo siete meses peleando en un hospital de la provincia del norte. Una exacta cantidad de días y de noches  tuvo a otros curiosos observando la animosidad de la vida.

de "Necrología de Famas", 2012.