14 de diciembre de 2011

UN HOMBRE ESTÚPIDO


         Un hombre estúpido escribió en la red que no se podían decir cosas interesantes, inteligentes y profundas en menos de 140 carácteres. Más de 200 personas, en sólo unas horas apoyaron su idea, porque el era un hombre famoso, que había escrito importantes libros, que se habían traducido a muchos idiomas. El tipo, estúpido pero inteligente, no se retractó; es más, intentó por todos sus medios linguísticos menospreciar algunos enunciados.
Siglos más tarde, alguien retomó la frase, para explicar por qué el lenguaje había llegado a un punto límite: el de la extinción.
No lo pudo escribir ni pronunciar. Ejerció una suerte de enunciado en su cabeza, que lo llevó a recordar tal cosa de un fulano. Por su elocuente y brillante idea, fue laureado.
Siglos más tarde ya nadie laureaba a nadie.

Roberto Row.